Visitas

Buscar en este blog

El Espejo

Hola!! Dejaré esta página hasta el 19 de julio de 2017 (19/07/17)
Luego la eliminaré del blog, pero seguirá estando en Wattpad.

El Espejo
Eran exactamente las 12 de la noche cuando se dio cuenta de que allí no había nadie, estaba totalmente oscuro a pesar de estar en el centro.
 Tras pasar unos segundos en silencio, Seira decidió ver dónde estaban todos ese día de Halloween, cuando de repente, vislumbró una figura oculta en la tienda de sus tíos. Ella decidió acercarse pero no había nadie, bueno, nadie, pero sí algo que antes no estaba: una muñeca sentada de espaldas a ella mirándola a través del espejo con una sonrisa casi humana. Cuando estaba a punto de ir a buscar a otra parte, la muñeca habló:
 -Te he estado esperando Seira.-dijo la muñeca mientras la señalaba con un dedo.
 -¿Eh, a mí?.-preguntó Seira un tanto confusa- pero si no te conozco
 -Sí, solo me quedas tú.-terminó la muñeca mientras se desvanecía en el aire- Ya no queda nadie...



El Espejo (parte 2)
Cuando la muñeca desapareció, Seira se dio la vuelta buscando algo o alguien, al darse cuenta de que esa muñeca tenía razón, empezó a asustarse; retrocedió un paso, retrocedió otro... cuando de repente escuchó un leve ruido al otro lado de la calle.
Salió de la tienda y cruzó la carretera, al llegar al otro lado, se encontró con una tarjeta que decía: "desearás no haber sobrevivido a esto" en ese momento, se puso a gritar:
-Socorro, ¡Ayuda!.-dijo empezando a correr
-No encontrarás si no buscas de verdad.- fue respondida por una lejana voz- No entres en el lugar maldito si quieres pasar de las cinco.
En ese mismo momento, vio una sombra con forma de muñeca a sus pies y entendió el mensaje; a las seis tenía que entrar en la tienda de sus tíos y vencer a la muñeca. Pero ya eran las tres, solo quedaba tres horas más...


El Espejo (parte 3)
Entonces Seira decidió que lucharía, no por ella, si no por todos.
Empezó a prepararse, pero estaba cansada... muy cansada, así que se tuvo que dormir. Mientras tanto, tuvo un sueño muy extraño en el que todo el mundo estaba dentro de la tienda de sus tíos sentados esperándola y cuando ella se acercaba desaparecían y la muñeca salía del espejo, cuando de repente se abalanzaba sobre ella y le pedía... En ese instante se despertó gritando.
Seira empezó a pensar un plan, pero ninguno era fácil, hasta que se decidió por entrar por la puerta corriendo.
Pasó el tiempo, y llegaron las seis, cómo no Seira estaba aterrada, así que para vencer al miedo que sentía, empezó a encaminarse hacia la tienda. Llamó a la puerta y no había nadie, bueno, estaba la muñeca mirándola a través del espejo. Entonces, empezó a correr hacia la muñeca cuando de repente, se dio cuenta de una cosa, lo que le estaba mirando a través del espejo era ella, Seira, en ese momento se dio cuenta de que ella era la muñeca... Ella había matado a todo el mundo y ella se daba miedo a sí misma. 
Dispuesta a acabar con todo, se acercó al espejo y entró en él.



El Espejo (parte 4)
Nada más entrar en el espejo, Seira se encontró con un mundo completamente nuevo en el que sus habitantes eran seres de pelo blanco, a diferencia del suyo que era negro oscuro.
"Guau"- pensó Seira-. Será mejor que me vuelva ya.
Entonces, justo cuando Seira estaba a punto de pasar por el espejo otra vez, este desapareció en una nube de chispas:
- ¿Qué hago ahora?- se lamentó.
Su pregunta le fue respondida por todos esos extraños habitantes: "Búsca las tres llaves del destino, pero, cuando el agua llegue no dejes que te moje y sigue la profecía"
- ¿Qué profecía? ¿Y qué llaves?
De repente, de una calle salió un ser parecido a un duende con el pelo blanco grisáceo, con ojos verdes y orejas puntiagudas:
- Hola Seira, te extrañará pero todos te conocemos desde que éramos niños. Mi nombre es  Keirs y desde pequeño he crecido esperando este momento; el momento en que conocería al Espejo.


El Espejo (parte 5)
- ¿Cómo que al espejo? Soy una humana.
- No, Seira, crees que eres humana, pero no lo eres, si no, cómo habrías conseguido entrar en este Universo Paralelo. Eso es porque eres especial, eres...
- Será mejor que lo adivine ella. - interrumpió una muñeca parecida a un hada con cabellos plateados recogidos en dos trenzas y tenía unos ojos rosas muy grandes.  Llevaba un vestido rosa con volantes blancos y unas bailarinas rosas bordadas en los extremos.
-¿Y tú eres? . . . -empezó a decir Seira.

-Hola,  Seira -dijo el hada- soy Edah, llevaba mucho tiempo esperando verte, hermana.

El Espejo (parte 6)
- ¿Hermana? Siento decepcionarte pero no te conozco de nada.
- Eres mi hermana perdida en la que según la profecía, llegaría en el quinto año de ruina a salvarnos.
- Perdón, me estoy perdiendo un poco, me puedes decir la profecía?
- Sí, Seira: 
" Cuando el espejo refleje su sombra en la Tierra, no deben caer las montañas, sino que las tres llaves sean encontradas bajo la luna de la primera era, el dragón y la maga deben caer por el Espejo hacia un cielo eterno"- Dijo Edah con un tono calmado y con los ojos cerrados.
- Y eso es...- Preguntó Seira nerviosa.
- Significa que tú nos salvarás del dragón y de la gran maga.-contestó más animada Edah.- Y para esa misión nos necesitarás a Keirs y a mi.
- Así es- Afirmó el duende- A los dos, sin nosotros, no podrás llevar a cabo tu misión.

El Espejo (parte 7)
- Y qué tengo que hacer yo?- Preguntó Seira
- Solo tienes que atrapar a la maga y al dragón dentro de un "espeus", que es un espejo que atrapa al mal en su interior.- Explicó Edah.
- Cuándo partiremos?
- Mañana al amanecer, nada más salir el sol.- dijo Edah mientras bostezaba.
- Vale, os espero en las puertas del castillo Nasoua, vamos, aquí mismo- Dijo Keirs.
- Adios- Dijeron los tres al unísono.
Cuando ya se estaban marchando, Seira les preguntó:
- ¿Eh, dónde voy a dormir?
- Ah, eso, no te preocupes, vente a mi casa.-Le dijo Edah- Mi casa es la tuya ahora, hermana.
- Vale, gracias Edah.
Y por fin, se fueron a dormir.
-
A la mañana siguiente, los tres se levantaron temprano para prepararse para su gran travesía:
- Daos prisa, coged algunos víveres y ropa de recambio.- Les dijo Keirs, quien ya llevaba todo eso.
Una vez lo cogieron, marcharon hacia el castillo Nasoua, donde habían hecho eso su punto de partida.
Pero justo cuando estaban a punto de partir, un gran torbellino apareció en el horizonte.
- Vamos, rápido es la maga! Tenemos que ir hasta esas montañas al fondo donde ella se encuentra para plantarle cara!


El Espejo (parte 8)
-Vamos! ¡Corred!- Dijo Edah mientras que el torbellino se alejaba-- Corred o la perderemos.
Entonces los tres empezaron a perseguir al torbellino montadas en unos caballos negros, y blanco.
Una vez que empezaron a aproximarse, Seira divisó un pequeño dragón a los pies de la bruja. Nada más verlo, se armó de valor y comenzó a correr hacia ellos sin hacer caso a lo que decían sus compañeros.
Nada más llegar, se encontró con que la maga estaba cuidando de todos los animales -dragón incluido- que estaban enfermos y se dio cuenta de que no era mala, solo buscaba estar sola.
Entonces se acercó a hablar con ella:
- Hola, soy Seira. - Dijo tendiéndole la mano.
- Adiós Seira.- Dijo la maga.
- Dime al menos quien eres.- Protestó Seira al ser rechazada.- Y por qué todos piensan que eres mala.
- Te lo diré, pero después no digas que no te advertí de que te fueras:


El Espejo (parte 9)
"Hace mucho tiempo, yo vivía feliz con mis amigos. Hasta el día Sin Nombre que lo cambió todo; se llama así, porque ese día hubo una guerra en la que muchas personas murieron, entre ellos mis padres. Desde ese día, me volví solitaria y empecé a cuidar de todos los animales del bosque. Tus "amigos" no son más que personas que un día fueron buenas y que ahora solo buscan la venganza. Ellos fueron mis amigos, bueno, eso creía yo, hasta que un día me marche a cuidar a los animales aquí, al bosque y me dejaron sola, diciendo a todo el mundo que yo les había maldecido y que si algún día me veían tenían que llevarme ante al Consejo para encarcelarme. Desde ese día mis "amigos" te buscaron para destruirme."- Concluyó la maga.
- A mí, por qué a mi.
- Porque eres la única capaz de destruirme según la profecía. Lo que pasa, es que ellos se la inventaron y realmente el motivo por el que solo tú puedes destruir es porque eres mi hermana.
- ¿Hermana? ¿Entonces Edah y tú sois hermanas?- 
- Sí. Ah, y por cierto, me llamo Luris.
- ¿Y no te puede destruir Edah?
- No, ella no tiene el poder necesario. No se si te has dado cuenta, pero tú eres el espejo que destruirá a la maga y al dragón y Keirs y Edah son el dragón y la maga, respectivamente. Yo soy la luna que te ayudará, pero ellos piensan que es al revés.


El Espejo (parte 10)
Hola, hoy os voy a escribir más de lo normal por no haber escrito en los días anteriores.

- Entonces, esperas que derrote al dragón y a la bruja que resultan ser Keirs y Edah y tú eres mi hermana mayor. Espera, espera, espera: ¿Cómo puedo estar segura de que no es al revés?
- No tienes más  opción que creerme. Bueno, sí tienes otra, y es irte con Keirs y Edah para atraparme a mí y después destruirme. Es tu decisión.
- A ver, Luris, tienes que entender que no puedo cambiar de bando a la primera de cambio, y aún así, te estoy ayudando. 
- Seira, lo que pasa es que no estás en ningún bando.
- Sí lo estoy. Estoy en tu bando. Quiero decir que me uniré a tu causa de destruirlos si con eso consigo volver a casa, a la Tierra.
- Vale, haremos un trato: Tú me ayudas a mi a atraparlos y derrotarlos, y yo te ayudo a ti a volver a tu vida en la Tierra.
- Hecho.
- Vale, firmaremos el trato esta noche.
- ¿Cómo que firmar el trato?
- Todo a su tiempo.
Y así, Seira y Luris se fueron a descansar para prepararse a lo que les venía.

Al llegar la noche, las dos acudieron al lugar en el que habían quedado y empezaron el ritual:
- "Noche de luna, llena de tu luz nuestros corazones y danos el poder de vencer a la oscuridad. Bajo el fuego eterno estaremos esperando en una luna nueva sin dejar que el gran Nasoua, rey de la oscuridad, nos venza y consiga el poder oculto de la Luna"- Entonó Luris muy convencida.
- ¿Quien es Nasoua? Pensaba que era un castillo.
- Otra prueba más de que Keirs y Edah vendieron su alma a la oscuridad. Ah, y Nasoua es el rey de la oscuridad, como ya he dicho antes, que está atrapado bajo las puertas del castillo con el mismo nombre.
- Ah
- Seira, dame tu mano.- Dijo Luris con la mano extendida.
- Vale.- Contestó Seira extendiendo la mano al igual que Luris.
- Ahora, no grites ni te quejes, ¿vale?- Al decir eso, Luris sacó un cuchillo y se cortó a sí misma con el. Después de cortarse se lo entregó a Seira.- Córtate.
- ¡Qué!.- Contestó Seira alarmada.- No puedes estar en serio.
- Hazlo ahora. ¿Recuerdas el trato? Pues así es como se sella.
- Vale.- Así mismo, Seira se cortó la palma de su mano con el cuchillo.
- Ya está.- Dijo Luris.- Mañana partiremos en busca de refuerzos para que nos ayuden.


El Espejo (Parte 11)
Al día siguiente, Seira y Luris salieron del claro donde estaban y fueron en busca de ayuda para derrotar a la maga y al dragón.
Por el camino se encontraron distintas clases de criaturas a las que vencieron sin problemas, pero la última criatura no entró en batalla, si no que les planteó un enigma:
-"Se trata de un anciano que está dormido, que se encuentra con una vieja que está tejiendo. El anciano sueña que está en la guerra y que lo van a matar cortándole el cuello. La vieja, al verlo asustado, pasa su aguja de tejer sobre su cuello para despertarlo, y con esto, se muere del susto. Pero, ¿por qué esta historia no puede ser verdad?".- Dice la criatura.- Tenéis 10 segundos para adivinarlo: 10, 9, 8, 7, 6...
- ¿Cómo podemos saber el sueño del anciano si no se ha despertado?- Se dijo Seira a sí misma.
- 3, 2...
- ¡¡Espera!! Ya sé. No es verdad, por que si se murió durmiendo, cómo podemos saber qué soñó. Eso me dio la pista definitiva.- Contestó Seira.
- Bien hecho, Espejo, por esta vez os dejaré pasar.
Y continuaron su viaje rumbo a el pueblo próximo. 
Al llegar, se encontraron un lugar hermoso, lleno de pequeños pájaros parlantes, flores gigantes y arroyos con aguas cristalinas.


El Espejo (parte 12)
Después de ver esto. Luris y Seira se plantearon quedarse en ese sitio y abandonar la búsqueda. De hecho, se hubieran quedado de no haber sido por un duende que les pidió ayuda para vencer a Edah y Keirs. ¿Que cómo supo quién eran Edah y Keirs? No lo sabían, pero lo que sí sabían era que tenían que ayudar a todos los habitantes de ese pequeño planeta para deshacerse (si deshacerse significa meterlos dentro de un espejo, claro) de la maga y el dragón.
- Es hora de marcharse, sé exactamente dónde podemos buscar ayuda.- Exclamó Luris.
- ¿Dónde?
- No te lo digo.- Contestó Luris riéndose.- Simplemente sígueme, no está muy lejos.
- ¿Dónde?- Preguntó otra vez Seira.- Adónde vamos exactamente; ¿Norte, sur, este u oeste?
- Sólo diré eso: Norte.
- Vale, vamos. 
- ¡Seira! ¡El norte está a la derecha, no a la izquierda!
- Vale, supongo que en la Tierra las direcciones son distintas.
Y así, continuaron su viaje hacia el norte. Pasada media hora, ya habían recorrido 20 kilómetros, y ahí estaba; una alta fortificación hecha de una piedra desconocida para Seira y conocida por Luris: La freagroiste. Una especie de piedra violácea con pequeñas motas negras. Una piedra realmente útil; era impermeable, ignífuga y soportaba grandes pesos. Sus yacimientos eran cada vez menores, por lo que esta especie de castillo debía de ser muy antiguo y valioso. Seguramente científicos de todo el mundo irían a este lugar a investigar el material. Seira, como ya he dicho antes, no conocía la freagroiste, por lo que nada más verlo se acercó maravillada a tocarlo; lo que no sabía era que la freagroiste era también un material muy bueno para protegerse, y si no te conocía, te dejaba paralizado durante 15 minutos; tiempo necesario para que algunos guardias llegaran y te interrogaran sobre el motivo de tu visita.
Y así fue, unos guardias llegaron y cuando Seira se hubo despertado, la empezaron a interrogar.
- ¿Quién eres?
- Soy Seira, aunque puede que me conozcáis por el nombre de Espejo.- Contestó Seira, que ya se había resignado a llamarse así.
- ¿De dónde vienes?
- De la Tie... quiero decir, de aquí. Soy de aquí.- Dijo Seira después de mirar un momento a Luris.
- ¿Qué haces aquí?
- He venido a buscar ayuda.- Contestó Seira
- Sí, según dicen este es un lugar donde aceptan las peticiones de las personas si tienen una razón justificada.- Se adelantó Luris.
- Así es. Pero ¿Cuál es vuestra misión?
- Nosotras tenemos la misión de deshacernos de la maga y el dragón y meterlos dentro de un espeus. Así libraremos este mundo de preocupaciones. Pero para ello necesitamos ayuda. ¿Nos ayudaréis?
- Sí. Pero a cambio vosotras nos ayudaréis a nosotros a ir a la Tierra.- Aceptó el guardia.


El Espejo (parte 13)
Hola, como he estado tanto tiempo sin publicar, este capítulo será mucho más largo que los anteriores.

-Por mi vale, pero no soy yo quien elige, es el Espejo.- Contestó Luris.
-Claro. Y yo digo que...Sí, claro que sí. Pero con unas condiciones:
1) Una vez estéis en la Tierra podréis quedaros dos días, al tercer día volveréis. 
2) Iréis a la Tierra para visitarla, no cambiaréis el orden de las cosas.
3) Os acompañaremos en todo momento.
4) Primero os enseñaré unas normas básicas para estar en la Tierra.

-¿Aceptáis? - Preguntó Seira una vez dijo las cuatro normas.
-Sí , sí acepto. - Dijo el primer guardia.
-Yo también acepto.-Secundó el otro guardia.
---
Tres semanas fuera de la misión.
Eso fue lo que tardó Seira en enseñar a Luris y a los dos guardias todo lo relacionado con orden, protocolo, idioma, moda, cultura y demás.
No fueron tres semanas perdidas, no; fueron tres semanas en las que Seira recordó su planeta Tierra.
Las dos chicas tenían la primera planta para ellas solas. Esta planta era también llamada "Zona de invitados" que era donde se alojaban todas la personas que iban de visita.
Lo único más normal que pudieron observar en esta estancia fue que no les dieron ropa para cambiarse.
---
-Ahora que sabéis cómo comportaros, podemos ir por fin a la Tierra.- Les dijo Seira exhausta- Aunque creo que mejor iremos mañana.
-Por mi vale.-Dijo Luris sonriente.
-Sí, señor.- Dijeron los guardias al unísono.
Esta noche fue cálida, ya que contaban con una cálida cama en una amplia habitación hecha de freagroiste con un toque de cuarzo (porque sí, había cuarzo) en el baño y objetos decorativos.
Seira dormía en la habitación contigua a la de Luris, la cual tenía una espaciosa habitación hecha también de freagroiste pero con adornos de mármol blanco brillante.
Se podría decir que estuvieron de lujo, pues a parte de tener una planta entera para ellas, pudieron disponer de un buffet de lujo con toda clase de comida extraordinaria.
---
Por la mañana, Seira se levantó la primera y, viendo que no había nadie despierto decidió ir a explorar el castillo. 
Primero fue a las cocinas, luego a el gimnasio seguido de las habitaciones vacías donde encontró varias prendas que decidió ponerse.
Como no sabía cuál elegir entre el conjunto negro o los de pantalones vaqueros, camiseta blanca y deportivas fue a buscar a el personal del castillo para que le ayudaran con la decisión.

Primero buscó en las cocinas, pero... no había nadie. 
Después miró en el gimnasio, pero... estaba vacío. 
Luego entró en el salón, pero... ¿dónde estaba la gente?


El Espejo (parte 14)
Cómo no se pudo haber fijado en si había alguien cuando fue a explorar...
Ahora vuelves a estar sola.-Le dijo una vocecilla.- No, mira a ver en la habitación de los guardias y en la de Luris - Le dijo otra voz.
Seira decidió hacer caso, y miró en la habitación de Luris, nadie.
Luego en la de los guardias y...
Lo que vio le hizo cambiar por completo el sentido de todo este viaje.
Esta... traición o engaño no tenía límite...
Pero... ¿Por qué?
Esa...Traición.
¿Cómo pudo...? 
-Cómo pudiste.-Exclamó Seira.-Después de todo este tiempo viajando juntas...
-No lo entiendes.
-¿Que no lo entiendo?-Gritó ella.-No hay nada que entender; simplemente me engañaste.
-Era para ayudarte...- Dijo Luris con lágrimas en los ojos.- En realidad... Tú eres la mala. Eres capaz de hacer magia, de crear portales, de todo.


El Espejo (parte 15)
-Por qué no me lo dijiste?- Preguntó la acusada.
-Temí que si te lo decía me harías algo como lo que me estas haciendo ahora. Supongo que debería habértelo dicho antes. 
-Y, ¿entonces, a dónde íbamos?
-Nos dirigíamos a Crexol, la cárcel de los Espejos. Teníamos que encerrarte con la Primera Llave. Luego hubiéramos ido a buscar a tus dos hermanos para atraparlos a ellos también.
-¿Entonces dónde está mi familia?
-Es confidencial.- Respondió Luris sin mirarla a los ojos.-Solo hay una forma de que lo puedas saber: Extirparte tus poderes para siempre. ¿Aceptas?

El Espejo (parte 16)
-¿Cuáles son las condiciones?
Sin decir nada, Luris le entregó un papel donde ponía:

¡Extirpación de poderes! Somos una empresa dedicada a extraer poderes de Espejos, Magos, Hadas... Cualquier cosa.
 La primera sesión es gratis, la segunda y la tercera cuestan 3Bints cada una. 
Si quieres que te extirpemos tus poderes estás en el lugar adecuado. 
Abierto días y noches en la calle Broil nº57.

-Y bien, ¿aceptas?
-Hmm... Vale.-Contestó Seira dubitativa.
-Lo que haremos será meter tu mente en el cuerpo de una persona de tu edad. Esto lo haremos para que...-Dijo Luris dudando si debía decírselo o no.
-¿Para qué?
-Para que no puedas tus poderes otra vez.

El Espejo (parte 17)
-¿Cuerpo listo?
-Preparado.
-¿Cerebro listo?
-Preparado.
-¿Poderes fuera?
-Casi, necesito que la paciente se duerma.
-¿Dormirme?¿Par...?-Dijo Seira sin llegar a acabar la frase.
-Paciente lista.
---
No hace falta decir que fue una operación larga y rara, rarísima.
Al despertar, Seira vio que estaba en una cama blanca para una persona. 
Intentó recordar lo que le había pasado pero no recordaba nada más allá del hospital.
Se levantó y se fue a lavar la cara, pero al verse en el espejo se sorprendió al ver su rostro; ya no tenía su oscuro cabello, ahora marrón; ni sus ojos grises, ahora verdes.
Se lavó la cara para ver si era una mancha, pero vio que no se quitaba. Se pellizcó varias veces, pero al llegar a la décima vez decidió que era real.

El Espejo (parte 18)
Ya no era igual de baja que antes, que ni llegaba al metro y sesenta; debía de medir casi un metro setenta. Su piel era igual de clara pero con pequeñas pecas por la cara. Tenía un gran lunar en la mano izquierda, justo al lado de donde anteriormente tenía un reloj. 
¿Y mi reloj? ¿Pero qué pasó antes del hospital? ¿Y por qué siento un hormigueo en las manos? 
Seira se sentó en la silla del escritorio y apoyó la cabeza entre las manos. 
-¿Qué he hecho?-Murmuró llorando.- ¿Por qué tuve que aceptar lo que sea que acepté? 
Las lágrimas caían en el suelo mientras se iba formando un pequeño riachuelo. 
-Ahora me acuerdo.-Dijo con una voz cargada de odio.

El Espejo (parte 19)
Luris me hizo aceptar que me extirparan los poderes. Odio a Luris. Ahora que sé la verdad, me volverá a dejar como antes.
-Tengo que buscar a alguien que me ayude a volver a poseer mis poderes... 
---
 Todo este tiempo, Luris estuvo escuchando lo que decía Seira. Desde lo que dijo en voz alta con su súper desarrollado oído hasta lo que pensó con su habilidad psíquica. 
Al darse cuenta de que Seira se acordaba de lo que había pasado, fue a avisar a Edah, la jefa del grupo. 
---
 Edah y Keirs encontraban en la sala central, en el sótano.
 Edah estaba sentada en un trono de piedra que llegaba hasta el techo decorado con adornos morados. Keirs se encontraba a su lado sentado en otro trono, pero este no llegaba al techo, como el de Edah. Su color no era fácil de distinguir, pues era entre azul y verde. Luris entró en la sala central, y cuando llegó a la mitad, hizo una reverencia hacia la jefa.

El Espejo (parte 20)
-Hola mi señora. Traigo noticias del Espejo.
-¿Qué noticias?-Preguntó con un tono autoritario. 
-Ya se ha despertado y acaba de recordar todo lo que pasó.- Contestó Luris con la cabeza agachada.- Quiere recuperar sus poderes. Me odia. 
-Buen resumen.- Dijo Keirs.- Me gustó todo lo que le contaste en el viaje; desde luego se te da genial mentir. 
No sabes cuánto.

El Espejo (parte 21)
Al pensar esto, Luris se agachó y pateó a Keirs en la entrepierna.
Mientras éste se encogía de dolor, Luris aprovechó la sorpresa para ponerle un cuchillo en el cuello. Con el pie hizo que cayera de rodillas con un golpe muy fuerte.
-Muy bien, ¿eh?-Susurró en su oído al mismo tiempo que deslizaba un poco el cuchillo en su garganta.
-Suel-ta-le.-Dijo Edah dando dos golpes en el suelo con su bastón.- Suéltale ahora y vivirás. ¡Ya!
-No.-Dijo Luris mientras volvía a mover el cuchillo.- La próxima le cortaré de verdad. 
-Si eso es lo que quieres; ¡venid a mi espíritus malignos! ¡Y atrapad a esta... traidora de la ley! 
Tras llamar a esos espíritus, cientos de sombras sobrevolaron el salón. Las sombras se metieron dentro del cuerpo de Luris e hicieron que soltara el cuchillo; luego le ataron de pies a manos con sus cuerpos y le hicieron arrodillarse ante Edah. 
Edah, quien ya no llevaba su infantil conjunto, se levantó sujetándose su vestido granate y cogió el cuchillo con el que antes amenazaba la vida de Keirs. Esta, se acercó a Luris y le cortó la mejilla con el cuchillo.

El Espejo (parte 22)
Luris, a su vez, escupió a Edah en la cara. 
-¡Llevadla a las mazmorras! ¡Que no salga!- Gritó y cuando Luris hubo sido llevada, dijo con una voz aterciopelada a la vez que las acariciaba.- Gracias mis pequeñas sombras.
---
El Maestro entró en la habitación de Seira con un paso lento pero firme, conforme a su avanzada edad. 
Su túnica beige emitía destellos plateados cuando la luz del sol se ponía en contacto con ella. No le llegaba hasta los pies, pues seguramente se hubiera tropezado con ella; solo llegaba hasta las rodillas. Para contrarrestar esto tenía puestos unos pantalones marrones sin ningún bolsillo. Por encima de la túnica llevaba una capa marrón con capucha y un cinturón donde guardaba una espada. 
Nada más verlo, la reacción de Seira fue pensar que era un jedi, pero al fijarse en la espada vio que no era láser, sino metálica. 
-No, no soy un jedi, se extinguieron hace unos cien años.- Aclaró el Maestro con una sonrisa.- Soy el Maestro, pero me puedes llamar Owen. Estoy aquí para entrenarte con tus poderes, para que los vuelvas a controlar.

El Espejo (Parte 23)
-¿Por...? 
-Espera, que aún no he acabado; las preguntas al final. A ver, te lo explicaré: 
<<Una noche de luna llena... es decir, ayer, oí las súplicas de una convertida, tú, que pedía ayuda para recuperar sus poderes. Entonces yo pensé: 
Hay que ayudar al Espejo o se perderá para siempre. Usarán la primera llave contra ella y nadie podrá impedirlo. 
<<Entonces me encaminé hacia aquí, esta gran fortaleza y pese a mi edad, llegué hace unas horas. <<Cuando iba a entrar en tu habitación, unas sombras que traían un cuerpo humano, una chica llamada Lariz, no, Luriz, bueno, da igual el nombre. 
<<Como ya he dicho, me encontré unas sombras y usé un hechizo de invisibilidad para que no me vieran. Ahora a lo mejor te estás preguntando: ¿Y cómo le puedo ver? Pues verás, al mismo tiempo en el que hacía el hechizo, hice que sólo un Espejo pudiera verme. 
<<Eso demuestra que aún tienes parte de la esencia.

El Espejo (Parte 24)
-¿Esencia?- Preguntó esta extrañada. 
-La esencia del Espejo.-Dijo en un tono solemne.-Esta esencia no se puede ganar, se tiene y ya está. Si naces con ella bien, y si no, no podrás ser un Espejo.-Explicó.-Tú lo tienes y nada en el mundo podrá quitártela; podrán cambiarte de cuerpo, hacerte olvidar lo que eres, cualquier cosa, pero la esencia seguirá estando ahí. Porque tú eres la esencia y la esencia eres tú. Juntas hacéis la Seira que tú conoces, porque sin ella no serías tú, serías otra Seira.-Terminó el Maestro.
---
Tras estas palabras, Seira decidió que debía de entrenarse para huir, y lo hizo todos los días al alba en su habitación, la cual se había convertido en casi una casa para ella. 
Le traían la comida a las diez de la mañana, a las dos de la tarde y a las nueve de la noche. 
Lo único malo era que no podía salir, de manera que el Maestro entraba a explicar a la habitación. 
No había vuelto a tener noticias de su captora, las únicas veces que le visitaba alguien venía en forma de holograma, y siempre venía Edah. 
Solo hubo un día, como un mes o dos después de que llegara el Maestro, que llegó otra persona distinta.
-Continuará-

¿Qué os ha parecido? Es la primera, así que si no os ha gustado, no pasa nada, iré mejorando.

22 comentarios:

  1. Por favor no puedo esperar hasta el sabado para ver como sigue!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¡Pero si queda muy poco para el sábado!
      El sábado publicaré el final de la historia. Espero que te guste.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. jiji, gracias, si se te ocurre algún otro final puedes decírmelo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho la historia, esperare paciente a conocer el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MaryMon, muchas gracias, el miércoles publicaré la continuación.

      Eliminar
  4. Sobre lo de dejar la historia sólo una semana.... no se..... tal vez se podrían dejar más tiempo.....

    ResponderEliminar
  5. Menuda historia!!!que miedoooo!!!pero me ha encantado. Si la primera historia que escribes es tan buena, no me pienso perder ni una!!sigue escribiendo tan bien! Animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Easy recetas!
      Espero que te gusten todas las historias que publique.

      Eliminar
  6. Vuelvo a estar sorprendida con el número 4, con ganas de leer el 5.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bombon de Caramelo, muchas gracias.
      Al principio iba a poner solo hasta el 3, pero me pidieron que la continuara y aquí estoy.

      Eliminar
  7. Sigue asi. Me encanta y la historia me parece muy buena

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu historia!
    Dentro de cuanto tiempo vas a poner la siguiente historia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jesús Romera Ibáñez, gracias.
      La siguiente historia la publicaré la semana que viene.
      Entre hoy o mañana haré una especie de adelanto en el que pondré parte del libro.

      Eliminar
  9. gracias por seguir publicando la historia. Estoy super enganchada!! Espero que sigas con ella en breve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Creo que la semana que viene publicaré otra parte de El Espejo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...